-

13 nov. 2016

Ya son tres meses...


Ya son tres meses desde la última vez que te vi, la última vez que nos besamos y abrazamos, que nos decíamos que nos queríamos y amábamos... lo siguiente que supe de tí es que estabas con ella, y que ahora sería a ella a quien amarías y querrías y a quien besarías y  abrazarías. No sé que es lo que más me cuesta de todo, quizás el haberte perdido para siempre y saber que lo nuestro ya nunca volverá a ser lo que fue; quizás el asumir la decepción que siento contigo, que es tanta que me ahoga. También me cuesta entender las cosas y no pensar que he vivido una mentira a tu lado. Aceptar que un día me dejaste de querer, para poder querer a otra persona al día siguiente. Sí, eso me cuesta entenderlo.

¿Cómo explicarme todas esas promesas incumplidas? ¿Cómo le hago entender a mi corazón que me mentiste en todo? ¿Cómo le obligo a ser fuerte cuando tú lo has dejado hecho arena?
Me gustaría preguntarte alguna cosa, ¿qué se siente al haber destrozado el alma de una persona que lo dio absolutamente todo por ti? ¿De verdad tienes esa capacidad tan grande para inventarte un amor hacia alguien sin que sea verdad? Y si no mentías... ¿cómo de un día para otro olvidas a alguien para estar con otra persona? Tendrías que acabar reconociendo que estuviste con las dos, ¿no?

¡Qué sensación esta de no conocerte, de no saber con quién dormí cada noche durante años!
Lo más triste de todo, es que es fácil que no vuelvas a dar con alguien que te ame como yo lo hice, creo que algún día volveré a tu cabeza a modo de tortura y no podrás evitar sentirte fracasado y arrepentido de no haber luchado siempre como yo lo hice. Yo, por mi parte, sólo espero poder superar todo esto, y aceptarlo, y perdonarte... ¡perdonarme a mí! También espero que algún día pueda volver a reír a carcajadas sin que seas tú el responsable de ello, dormir en paz sin necesidad de que sea porque estás a mi lado...
Aún siento rabia cuando me doy cuenta de que nunca en la vida te voy a dejar de querer... es curioso que la persona que más feliz me ha hecho, sea la misma que me ha destrozado.
Ahora disfruta de tu nueva vida, disfrútala a tope, porque el día que abras los ojos y entiendas lo que has hecho... ese día será un gran día... ¡será el día en que vuelvas para ver que yo logré ser feliz sin tí!




0 comentarios :

Deja aquí tus comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...